ERTE ¿qué es y cómo me afecta?

Debido a las circunstancias que nos rodean la palabra “ERTE” está a la orden del día, pero ¿sabes lo que es y como te puede afectar?

Anteriormente conocíamos los EREs (Expedientes de Regulación de Empleo) en la crisis vivida hace más de una década y que dejaron a miles de personas sin empleo y muchas empresas tuvieron que cerrar sus puertas. ¿Estamos ante el mismo caso?

En algunas circunstancias las empresas y la situación económica se ve afectada a corto plazo por situaciones ajenas a la actividad de la empresa como puede ser, por ejemplo, una pandemia como el Covid-19. Debido a esto y teniendo la certeza de paliar la situación y volver a la normalidad cuando haya transcurrido, se han creado los ERTEs: Expedientes de Regulación Temporal del Empleo, que a diferencia del antiguo ERE, las empresas están comprometidas a reanudar los contratos y la actividad empresarial al dar por finalizadas las circunstancias.

INDICE

  1. ¿Qué es un ERTE?

1.1 Tipos de ERTE

1.2 Diferencia entre ERE Y ERTE

  1. Requisitos para poder aplicar un ERTE ¿Cuándo podemos aplicarlo?

2.1 ¿Cuánto dura un erte?

  1. ¿Que debes saber si eres una empresa?

3.1 A cuántos trabajadores puede afectar un ERTE

3.2 ¿Qué costes asume la empresa durante un ERTE?

3.3 ¿Existen subvenciones y ayudas para las empresas?

3.4 ¿Que ocurre si despido al trabajador antes de los 6 meses después del ERTE?

  1. ¿Que debes saber si eres un trabajador?

4.1 ¿Cuánto cobra un trabajador durante un ERTE?

4.2 Infección por Coronavirus y baja laboral

4.3 ¿Cómo afecta el ERTE a los trabajadores en régimen de pluriactividad?

4.4 ¿Es compatible el ERTE y la guarda legal?

  1. Beneficios del ERTE

5.1  Para las empresas

5.2  Para los trabajadores

  1. ERTE, vacaciones y paga extraordinaria

6.1 Vacaciones como alternativa al ERTE

  1. Excepciones en la aplicación del ERTE
  2. ¿Como tramitar un ERTE de forma rápida y sencilla?

8.1 ¿Cómo tramito la solicitud por desempleo producido por un ERTE?

8.2 Tramite express para empresas

 

  1. ¿Qué es un ERTE?

Un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) es una medida de flexibilización laboral que permite a las empresas suspender o reducir temporalmente los contratos de sus trabajadores.

Este proceso queda sujeto a un periodo de tiempo estipulado, después del cual la empresa está obligada a recuperar las condiciones contractuales previas a la puesta en marcha del ERTE y a mantener los puestos de trabajo de los empleados afectados.

Ante la duda si el ERTE es igual en la Comunidad de Madrid que en las demás comunidades, la respuesta es sí, viene estipulado para todo el territorio nacional.

1.1 Tipos de ERTE

Dentro de la legislación española podemos encontrar dos tipos de ERTE:

Reducción de la actividad laboral

Los contratos son modificados solo para reducir la jornada laboral y/o los días que el trabajador acuda a la empresa. La reducción se puede realizar mínimo a un 10% de la jornada habitual y ajustarse a un máximo del 70%.

Suspensión de la actividad laboral

La empresa puede suspender el contrato laboral temporalmente y reanudarlo en las mismas condiciones al final del tiempo estipulado.

La suspensión puede ser parcial o total, es decir, puede afectar solo a una parte de la plantilla o a su totalidad.

1.2 Diferencia entre ERE Y ERTE

Para no confundir estos conceptos es importante destacar sus características más importantes:

Un ERTE es un despido temporal tras el cual la empresa está obligada a contratar al trabajador bajo las mismas condiciones contractuales y no puede despedirlo durante los próximos 6 meses, mientras que un ERE consiste en el despido definitivo de los trabajadores.

Sabemos que un ERTE lo puede realizar cualquier empresa independientemente del número de trabajadores, el ERE sí tiene en cuenta las dimensiones de la compañía: las empresas con menos de 100 trabajadores necesitan incluir en el ERE al menos a 10 trabajadores. Por otro lado, las que cuentan con entre 100 y 300 empleados podrán aplicarlo al 10% de la plantilla y por último para las empresas de más de 300 empleados es necesario incluir en el procedimiento a 30 personas o más.

Otra particularidad del procedimiento temporal es que la empresa no tiene que pagar la indemnización de los trabajadores que se vean afectados, mientras que el ERE, al sufrir un despido y extinción del contrato, deberán recibir la indemnización correspondiente.

 

  1. Requisitos para poder aplicar un ERTE ¿Cuándo podemos aplicarlo?

Una empresa puede solicitar un ERTE cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor, esta ultima expresada en un Real Decreto-Ley que recoja las situaciones en las que se puede recurrir a este procedimiento.

Mencionando las causas temporales de fuerza mayor, serán todas aquellas derivadas de hechos externos y ajenos a la actividad de la empresa y que sean consideradas como imprevisibles o inevitables, tales crisis sanitarias como la generada en 2020 por el COVID-19.

Estas causas estarán controladas por la Autoridad Laboral, que se encargará de determinar si procede o no la aplicación del ERTE, estudiando cada caso.

Cuando los motivos presentados por la empresa no coincidan con los previstos en el RD o este no se haya aprobado todavía, la empresa podría tener que justificar ante la Autoridad Laboral la aplicación del ERTE y esperar su aprobación.

Respecto al plazo en el que se establece la implementación del procedimiento sabemos que hay un plazo ordinario de 15 días desde el anuncio a los trabajadores, pero esto no siempre es asi, por ejemplo, debido a la crisis sanitaria por la pandemia del COVID-19, el Gobierno de España ha agilizado los tramites y los días de implementación se reducen a 5.

Las condiciones específicas para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo aprobados durante la crisis del COVID-19 están recogidas en el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo.

2.1 ¿Cuánto dura un ERTE?

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 16.3 del Real Decreto 1483/2012, la duración del ERTE queda supeditada a la superación de las circunstancias extraordinarias que han motivado su aplicación, por lo que no tiene un plazo mínimo o máximo estipulado.

No obstante, las empresas necesitan especificar el tiempo del ERTE en la solicitud, pudiendo posteriormente prorrogarlo si se justifica adecuadamente y se cumplen los requisitos legales. Para ello, se recomienda apelar a un abogado especialista en ERTE.

  1. ¿Que debes saber si eres una empresa?

3.1 A cuántos trabajadores puede afectar un ERTE

No existe ninguna restricción en el número de empleados a los que les afecta, solo va a ser relevante que las causas estén acreditadas para la aplicación del procedimiento frente a la Autoridad Laboral.

3.2 ¿Qué costes asume la empresa durante un ERTE?

Como mencionamos anteriormente, la empresa no debe pagar ninguna indemnización a los empleados, y por lo tanto la Seguridad Social se hará cargo de las prestaciones de los trabajadores que se hayan visto afectados por un ERTE.

Pero, ¿qué ocurre con las cotizaciones sociales? En el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo vienen estipulados dos escenarios:

Si la empresa tiene 50 empleados o menos no pagará las cotizaciones sociales de los trabajadores afectados.

Si la empresa cuenta con más de 50 empleados, la empresa deberá hacerse cargo del 25% de las cotizaciones sociales de los empleados a los que les afecte dicho procedimiento.

3.3 ¿Existen subvenciones y ayudas para las empresas?

Sí, se trata de una prestación extraordinaria solo para los autónomos que se hayan visto afectados por el estado de alarma o aquellos que hayan realizado un ERTE en su negocio, recibirán el 70% de su prestación y no tendrán que pagar la cuota de autónomo a la Seguridad Social.

3.4 ¿Que ocurre si despido al trabajador antes de los 6 meses después del ERTE?

Si la empresa decide hacerlo, tendrá que pagar todo lo que se había ahorrado en cotizaciones a la Seguridad Social.

 

  1. ¿Qué debes saber si eres un trabajador?

4.1 ¿Cuánto cobra un trabajador durante un ERTE?

El empleado que se ha visto afectado por el ERTE, al pasar a ser desempleado, le corresponde una prestación del 70% equivalente a la base reguladora durante los seis primeros meses y un 50% a partir del séptimo mes. La base reguladora se basa en los últimos 180 días trabajados, pero en el caso del estado de alarma del COVID-19, el Gobierno de España ha decretado que se reconoce el derecho de percibir dicha contribución a las personas trabajadoras afectadas aunque no cumplan con el mínimo de días estipulado.

Cabe destacar que al ser un ERTE por causas de fuerza mayor, el trabajador no consumirá su propio paro.

Si nos referimos a un ERTE de reducción, la empresa abonará el salario correspondiente a la reducción y la parte restante será a cargo de la Seguridad Social (70% de la parte restante durante 6 meses y 50% a partir del séptimo).

4.2 Infección por Coronavirus y baja laboral

Debido al aislamiento por el contagio del trabajador, de un compañero o familiar, se percibirá un 75% de la base reguladora al tratarse como una baja por enfermedad laboral.

Si la baja laboral fue anterior a las causas de fuerza mayor, el trabajador no se verá afectado por el ERTE.

4.3 ¿Cómo afecta el ERTE a los trabajadores en régimen de pluriactividad?

La prestación por desempleo no es compatible con ninguna otra actividad laboral por lo que si un trabajador se ve afectado por un ERTE y al mismo tiempo trabaja por cuenta propia, no podría beneficiarse de esta ayuda.

4.4 ¿Es compatible el ERTE y la guarda legal?

Si la reducción de jornada es por guarda legal (cuidado directo de un menor de 12 años o persona con discapacidad que no desempeñe actividad retribuida), para el cálculo de la base reguladora de la prestación por desempleo, se tendrán en cuenta hasta el 100 % de las bases de cotización que le hubieran correspondido de haber mantenido el trabajo sin reducción. Para esta cuantía de la prestación, se contará en base a la jornada anterior a la reducción de jornada.

  1. Beneficios del ERTE

El ERTE es una medida que es de gran utilidad para la sociedad a la hora de superar esta situación, por lo que tanto las empresas como los empleados pueden sacar beneficio de ello:

5.1  Para las empresas

La empresa reduce drásticamente sus costes laborales durante un periodo de tiempo para que al final de esta situación, pueda reanudar la actividad empresarial sin perder posición en el mercado ni ventaja competitiva.

5.2  Para los trabajadores

Los empleados cuentan con la ventaja de saber que al volver a la situación normal, se incorporarán nuevamente a sus puestos de trabajo con las mismas condiciones laborales.

Además, las prestaciones que reciben durante este periodo de desempleo suponen una parte importante del salario habitual y no les perjudican de cara a solicitar la prestación por desempleo en el futuro.

  1. ERTE, vacaciones y paga extraordinaria

Durante el ERTE el trabajador no genera derecho a vacaciones ya que está en situación de desempleo, solo si se tratase de una reducción del contrato seguiría generando vacaciones proporcionalmente a sus nuevas condiciones contractuales. Lo mismo ocurre con la paga extraordinaria.

6.1 Vacaciones como alternativa al ERTE

Para poder exigir u obligar a los empleados a usar sus días de vacaciones no disfrutadas hasta el momento, la empresa debe comunicárselo con dos meses de antelación. Si este plazo no se cumple el empleado puede demandar a la empresa o impugnar las vacaciones.

Si esto puede estar ocurriendo no dudes en buscar un despacho de abogados especializado en ERTE o una consultora, podemos ayudarte.

  1. Excepciones en la aplicación del ERTE

Existen excepciones a la hora de realizar el ERTE, ya que las empresas deben tener en cuenta que los colectivos vulnerables y/o protegidos tienen que ser los últimos en verse afectados por este proceso (por ejemplo, las embarazadas).

  1. ¿Como tramitar un ERTE de forma rapida y sencilla?

8.1 ¿Cómo tramito la solicitud por desempleo producido por un ERTE?

En esta situación producida por el COVID-19, los empleados no deberán realizar ningún trámite ni solicitud ya que la empresa se encargará de notificarlo a la Seguridad Social y se gestionará por oficio.

Esto afecta a los contratos de media jornada y reducción de jornada.

8.2 Tramite express para empresas

Lo óptimo de este procedimiento es que lo realice una persona especializada, tal como un abogado o un gestor.

El primer paso que debe seguir la empresa es comunicarle la decisión a sus trabajadores y acto seguido presentar la solicitud ante la Autoridad Laboral.

  1. ERTE y contrato temporal

Los trabajadores con contrato temporal son definitivamente los más afectados ya que la empresa en cuestión no les hace el ERTE ya que dependen de la ETT, por lo que el empleado con contrato temporal, al ser despedido, solo puede gastar de su propio paro o en su defecto si no ha acumulado los días suficientes no poder disfrutarlo y tener que acudir al subsidio por desempleo y haber trabajado menos de un año.


Contacto








    © 2018 Grupo MAE
    Diseño El Mono Ermo
    Sitio web creado por site-creator site-autor